El comercio online está en auge. Desde que comenzó la crisis sanitaria por el Covid-19, son miles los negocios que han decidido emprender y dar el paso de transformar o crear su tienda online. Una solución que ha servido para que muchos vendedores puedan continuar facturando y poder seguir vendiendo a pesar del cierre obligatorio de establecimientos durante la cuarentena. 

Así mismo, este aumento de los comercios online ha derivado en un nuevo abanico de posibilidades laborales a personas que han perdido su empleo. E igualmente, ha hecho que otras tantas decidieron comenzar de nuevo a estudiar para especializarse en el área del ecommerce en busca de una nueva salida laboral. 

Este último es el caso de Macarena Castilla, una malagueña, que, tras vivir 4 años en Panamá, decidió volver a España a finales de 2019. Regresó con el objetivo de encontrar un trabajo en el sector de la moda, industria a la que lleva dedicándose toda su carrera profesional.

Sin embargo, sus planes se truncaron cuando meses después se vio envuelta en medio de una pandemia que paralizó su búsqueda de empleo. 

¡Conozcamos su historia!

Las oportunidades no llegan, se crean. No esperes más.

Empieza gratis

Sus comienzos en el comercio

Durante el tiempo que estuvo viviendo en latinoamérica, Macarena fue directora regional de todas las tiendas físicas para una gran marca de ropa internacional en los países de Colombia, Panamá y Ecuador, pero su deseo de regresar a su país de origen para tener a su primera hija fue determinante a la hora de tomar la decisión.

Con la idea en mente de buscar un trabajo similar al que tenía en Panamá comenzó a aplicar a ofertas de empleo que encontraba acorde a su experiencia y formación, pero de la noche a la mañana, sus proyectos cambiaron debido a que los establecimientos de ropa echaron el cierre. 

“Me encontré en una situación que no esperaba y me di cuenta de que aunque contaba con la experiencia de haber trabajado en el extranjero en una tienda física, esa opción ya no estaba disponible y tenía que buscar un plan b. Fue ahí cuando me di cuenta de que muchas de las ofertas de empleo que encontraba pedían formación en ecommerce”.

Ya que sus posibilidades se habían reducido y le faltaba la formación necesaria para trabajar en el mundo online, Macarena lo vio claro. Tomó la decisión de formarse en lo que las empresas estaban demandando: el comercio online. 

“Antes de escoger un curso busqué lo que más se adecuaba a mis necesidades y situación personal. Finalmente me decidí por el ECOM (Ecommerce Activation Program) de la escuela de negocios de la era digital ISDI. Vi que era justo lo que buscaba. La duración era de 9 semanas y además podía hacerlo perfectamente desde mi casa. Todo era online y eso me permitía encajarlo a la perfección en mis horarios”. 

El curso online

Al comenzar el curso online, Macarena, tenía muchas dudas. No sabía si iba a encajar en el grupo, pues conocía muy bien cómo era el funcionamiento de una tienda física, pero no había tenido ningún contacto previo con el mundo del comercio online. 

“Vi que todos mis compañeros estaban familiarizados de una forma u otra con el ecommerce y yo era la única que partía completamente desde cero”. 

Sin embargo, estas dudas le suelen surgir a la mayoría de la gente, y más si se trata de formarse a distancia. A pesar de ello, poco a poco se dio cuenta de que no era necesario tener ningún tipo de conocimiento previo para empezar un negocio de dropshipping, pues estaba justo formándose para aprender todo lo que en un futuro necesitaría. 

“Yo pensé que no sabía nada del ecommerce, pero según iban avanzando las clases había algún tema de los que tratábamos que era exactamente igual al del funcionamiento de una tienda física y que, por lo tanto, se podía extrapolar a una tienda online. Obviamente, del núcleo de este tipo de negocio no tenía ninguna noción, pero sí que estaba segura de que iba a acabar por lo menos aprendiendo lo necesario”.

Crear una tienda desde cero puede parecer algo muy complicado si no se sabe cómo hacerlo, pero, la formación online es uno de los temas que trata: la organización de las diferentes áreas de la tienda.  

El uso de Shopify y Oberlo en el curso

Las herramientas que se emplean en la creación del ecommerce son las que los profesores consideran más fáciles de utilizar para desarrollar el negocio online de los alumnos. Tanto es así que confían en Shopify y Oberlo para enseñarles

“Shopify me pareció muy fácil de utilizar y muy intuitivo. Desde el primer momento que descubrí la plataforma, sabía que en un futuro yo podría crear mi propia tienda. Nosotros escogimos una plantilla muy sencilla, pero había muchos tipos y muy profesionales. Además, tiene muchas aplicaciones muy fáciles de usar y muy útiles para personalizar tu tienda online”.

Y aunque, en un principio, para enseñar a sus alumnos siempre comienzan con el método manual de importación de productos, cuando ya lo tienen dominado conocen Oberlo.

“Al principio metíamos en nuestra tienda uno a uno los productos, lo cual era un poco tedioso. Pero un día te enseñan Oberlo y tu vida cambia y se facilita a la hora de importar los productos de Aliexpress porque lo hace automáticamente. Para mí fue un gran descubrimiento”.

El marketing de su tienda

Macarena, durante todo el proyecto de creación y gestión de la tienda, estuvo en el área de marketing para la tienda

“Yo estuve llevando las redes sociales para el negocio junto a una compañera y decidiendo por qué red social apostábamos a la hora de invertir en publicidad”.

Hacer un buen marketing online de una tienda es una de las claves para conseguir un mayor número de ventas. Es uno de los pasos del embudo de ventas, donde si consigues llegar y atraer a un alto número de compradores potenciales a tu web, la venta está un paso más cerca.

“Mi área decidió apostar por una estrategia de marketing concreta e invertir más dinero en Instagram Ads. Pensamos en el comprador ideal al que queríamos dirigirnos y por qué red social se movía más ese baremo de edad. Al final fue una decisión acertada porque conseguimos atraer a más compradores a través de Instagram que de Facebook”.

Cada red social tiene unos usuarios diferentes, ya sea por el rango de edad que la utiliza, los gustos o lo que busca. Por ese motivo es importante definir cuál es el mejor nicho de mercado para que la publicidad que se realice sea lo más concreta posible. 

Resultados que obtuvieron con su tienda

A pesar de que la tienda que creó su clase tuvo una duración acorde con el tiempo de duración del curso, la malagueña afirma que sí que se podría haber continuado con el negocio.

“Decidimos crear una tienda de venta de gafas de sol. En un comienzo vendíamos principalmente a nuestros parientes más cercanos, pero según íbamos perfeccionando algunos detalles de la web, sí que nos iban comprando más personas”.

Su objetivo, era aprender pero, afirma que, cada venta la celebraban como un gran logro.

“Al final estás creando algo de la nada y, por lo menos en mi caso, sin tener apenas conocimientos. Entonces, ver que estás vendiendo, gracias a tu trabajo y dedicación, era una gran ilusión”.

La tienda, a pesar de que, según Macarena, tenía una buena perspectiva, cerró cuando los alumnos acabaron de formarse.

“A pesar de que nuestras ventas no eran muy elevadas, nos planteamos continuar algunos de los alumnos con ella porque ya habíamos hecho lo más difícil. Yo por ejemplo, tenía tiempo para dedicárselo al ecommerce, pero muchos no. Al final, fue un trabajo de todos y al no poder continuar en grupo decidimos terminar con ella. Una pena”.

Beneficios de estudiar online

“En mi caso, si quería aprender a crear un ecommerce, seguramente me hubiese tenido que desplazar a Madrid o a otra gran ciudad donde impartiesen justo el curso que quería, pero al tener esta formación online, no tener la oportunidad de poder desplazarme y más con un bebé, lo vi claro y finalmente la decisión resultó más que un acierto”.

Y es que aunque mucha gente tiene miedo a que la formación online no sea de calidad, Macarena ha visto por sí misma que cursar online tiene más beneficios que defectos.

“Yo era de las que siempre ha pensado que estudiar presencialmente era mejor, pero me he dado cuenta de que es una gran forma de formarse. Puedes hacerlo desde casa o cualquier parte. Además, la escuela te pone a disposición todas las herramientas gratis que necesitas para crear tu negocio como para recibir clases completas y que realmente aprendas”.

Otra ventaja, es que todo el contenido que se imparte durante el curso, los profesores te lo envían y lo tienes para cuando quieras revisarlo.

“Para mí, tener acceso a todo lo que hemos dado en clase en cualquier momento es muy importante porque sé que de esta forma lo voy a tener siempre que lo necesite”.

Pero, a pesar de todos los pros, esta malagueña sí le ve un contra, pues “para mí el estar en una clase compartiendo ideas y viendo presencialmente los proyectos de los demás me resulta muy aprovechable y en ocasiones incluso hasta necesario, pero también es verdad que lo hemos hecho de forma digital y ha funcionado perfectamente”.

Posibilidades que le ha abierto el curso

Gracias a este curso Macarena ha conseguido una nueva puerta de empleo. Su vida laboral se había centrado en las tiendas físicas, pero ahora puede también trabajar en el mundo ecommerce.

“En estos momentos, cuando veo una oferta de trabajo de comercio online, no lo dudo y envío mi currículum con la experiencia que he adquirido. Esto antes, ni se me hubiese pasado por la cabeza. La verdad que lo que he aprendido durante las semanas del curso es mucho y ya me veo capacitada para embarcarme en este sector laboral”.

Y, además, los conocimientos que ha alcanzado también le han servido para ayudar a sus amigos en proyectos online que tenían en mente, como abrir su propia tienda. Porque, recibir una educación en ecommerce, actualmente, puede resultar una gran opción.

“Para mí, formarme en ecommerce ha sido algo fundamental. Creo que igual que necesitas formarte para cualquier profesión, para crear un comercio online también. Yo he acabado tan contenta que volvería a hacer el curso a distancia”. 

Una formación en ecommerce, puede ayudar tanto a novatos sin experiencia como a personas que quieren potenciar su ya creado negocio online. 

“Otros compañeros se apuntaron al curso para mejorar sus habilidades en la venta en sus negocios online. También acabaron muy satisfechos porque se han profesionalizado y han aumentado su volumen de ventas”.

Cada estudiante del curso de Macarena entró con un motivo diferente, pero salió con una perspectiva más amplia del gran abanico de posibilidades, que tras la formación, tenían ante ellos en el comercio electrónico.

El futuro de Macarena

Su objetivo antes de empezar el curso fue encontrar un nuevo trabajo en España adaptado a la situación actual. Pero, sin embargo, el gusanillo que siempre ha tenido de abrir su propia tienda se ha incrementado.

“Tengo claro que mi sueño es abrir mi propia tienda dedicada a la moda, que es lo que a mí me apasiona. Quizá no empezaré con mi marca personal, pero quizá comenzar con una tienda de dropshipping o un negocio de compra-venta de ropa a mi gusto”.

Por el momento prefiere centrarse en encontrar un empleo en el que aplicar todos los conocimientos que ha adquirido sobre ecommerce y encontrar estabilidad económica, pero siempre con la idea en la cabeza de emprender algún día.

“Si pasan los meses y no encuentro ningún trabajo, me lanzaré a emprender y seguramente lo haga creando la web de amigos y familiares con los que tendré la oportunidad de colaborar. Además, seguramente y gracias a los buenos resultados que obtuve durante el curso, crearía un negocio rentable a través de Instagram. Ya estoy familiarizada con esta red social y sé que le puedo sacar el mayor provecho con los proyectos que tengo en mente”.

Ya solo nos queda esperar y ver si en un futuro se convierte en una gran ecommerce del mundo de la moda con su negocio online.

Quieres saber más