Skip to content
Cuánto cuesta montar una tienda online

¿Cuánto cuesta montar una tienda online? [EJEMPLO DE PRESUPUESTO]

Artículo escrito por Isabel Conesa Magallón

Las ventas online crecen de forma imparable. Tan solo en 2020, el comercio electrónico mundial facturó un 27,6% más respecto al año anterior, siendo Latinoamérica la región que registró un mayor crecimiento rozando el 37%. Y esta tendencia creciente del ecommerce se va a mantener durante los próximos años. 

Estas cifras dejan claro que cada vez son más los consumidores que optan por el canal online para hacer sus compras. En consecuencia, el número de negocios que quieren digitalizarse para vender en Internet no deja de crecer y tú eres uno de ellos ¿cierto? 

Pero, ¿cuánto cuesta montar una tienda online? Esta es la gran duda que martillea tu coco y en este artículo encontrarás la respuesta. ¿Te interesa? Pues continúa leyendo. Además, podrás descargar un ejemplo de presupuesto para calcular el tuyo propio.

Nunca antes habías estado tan cerca

Crea tu tienda online sin stock y con unos pocos clicks

Empieza gratis

¿Qué factores influyen en el precio de una tienda online?

Si ya has investigado un poquito sobre cuál es el precio de una tienda online, quizá te hayas vuelto un poco loco. ¿Cómo puede ser que los presupuestos para crear un comercio electrónico varíen tanto de un proveedor a otro? 

Y ¡ojo! Que no hablamos de unos pocos euros arriba o abajo, sino de diferencias de cientos e incluso miles de euros. ¿A qué se debe? La verdad es que es sencillo de entender. Verás, el precio de una tienda online está determinado por la complejidad del proyecto, el software ecommerce que elijas (de código abierto o desarrollado a medida) y las funcionalidades que necesitas que incorpore tu comercio. 

precio tienda online

No pagarás lo mismo por una tienda virtual con un pequeño catálogo de 100 referencias que opera a nivel nacional, que por un gran ecommerce internacional con cientos de artículos a la venta. 

Y sí, ambas son tiendas online, pero los objetivos de negocio son muy diferentes y, por ende, la complejidad, la plataforma y las funcionalidades cambian aumentando o rebajando el presupuesto. 

Sucede algo similar cuando queremos comprar un coche. ¿Por qué el precio de un Audi es superior al de un Toyota cuando ambos productos tienen el mismo fin? Sencillamente porque las prestaciones que te ofrecen son rotundamente diferentes. Sí, ambos coches te trasladan de un sitio a otro, pero la conducción, el confort y la seguridad son muy diferentes.

¿Vas comprendiendo por qué un presupuesto de tienda online puede variar tanto de un proveedor a otro? Todo depende de qué proyecto quieras lanzar al mundo.

Y, ¿qué factores son decisivos a la hora de fijar el coste de abrir una tienda online? Los detallamos a continuación.

Desarrollo


Uno de los factores determinantes del precio de una tienda online es la plataforma ecommerce que eliges para crearla. Algunas de las más conocidas son Shopify, PrestaShop, WooCommerce, Wix, Magento u OpenCart.

Principales plataformas ecommerce

Este tipo de softwares cuentan con todo lo necesario para empezar a vender online con éxito. Por tanto, te permiten ahorrar tiempo y dinero frente al desarrollo de una web de venta online hecha a medida, que suele resultar una solución cara y lenta por la cantidad de horas de trabajo que supone. 

Este tipo de desarrollos personalizados suelen ser frecuentes entre grandes empresas de venta online dado su elevado coste. En cambio, la mayoría de pequeños y medianos ecommerce optan por plataformas SaaS y de código libre como las citadas.

Shopify te lo pone fácil

Abre el negocio online con el que siempre habías soñado.

Empezar prueba gratis

Una gran ventaja de estas plataformas es que suelen ser accesibles para casi cualquier perfil de usuario, dado que, en general, son bastante sencillas de configurar a nivel técnico. Además, siempre puedes contratar a un programador que personalice o amplíe sus funcionalidades.

Por ejemplo, si te decides por Shopify, puedes tener tu tienda en marcha a partir de 29$ mensuales y ampliar hasta el plan premium que alcanza los 299$ al mes. Se trata de un software económico, intuitivo y fácil de utilizar. 

Otra de las soluciones más empleadas es WooCommerce para WordPress. Es de descarga gratuita, aunque requiere de ciertos conocimientos técnicos y de programación para su configuración. Si no dispones de ellos, tendrás que pagar los honorarios correspondientes a una empresa o freelance que se ocupe de instalar y programar tu web para que opere con eficacia elevando el presupuesto de tu tienda online. 

Ten en cuenta que el coste mínimo de una hora de trabajo de este tipo de profesionales es de 30€ llegando hasta los 150€ si cuenta con amplia experiencia.

Si quieres salir de dudas sobre qué software te conviene, te recomendamos que te pases por esta guía con una comparativa de las mejores plataformas ecommerce del momento.

Dominio y hosting

Tu tienda online necesita un nombre de dominio (dirección virtual) y un hosting (lugar donde se almacenan los archivos de tu sitio web). 

El primero te puede costar un máximo de 20€ anuales. Respecto al alojamiento web, puedes tener un hosting de calidad por entre 60€ y 100€ al año. No obstante, ten en cuenta que este precio se incrementará si tu negocio crece, aumenta el tráfico web (cantidad de visitas que llegan a tu portal) y tus necesidades son mayores.

Diseño

Seguimos con otro de los aspectos clave para la venta online: el diseño. ¿Qué impresión te llevas cuando entras a una tienda física y observas que está todo desordenado, con mobiliario anticuado y unos dependientes que dejan mucho que desear? Mala, muy mala. Vamos, que ni te lo piensas en salir corriendo de allí. 

En Internet sucede lo mismo. La primera impresión es esencial para mejorar tu pronóstico de ventas. Si tu sitio web está cuidado y actualizado, es más fácil que un cliente confíe en tu negocio y se anime a sacar la tarjeta de crédito para comprar.

Hoy en día las plataformas ecommerce comentadas anteriormente ofrecen plantillas tanto gratuitas como premium con un aspecto claro, profesional y funcional. Para que te hagas una idea, el precio de una plantilla de Shopify oscila entre los 100$ y los 180$, y el de una plantilla de Prestashop varía entre los 60€ y los 300€

Si estos temas no se ajustan a tus expectativas, siempre puedes optar por contratar a un programador que adapte esa plantilla para ti abonando sus horas de trabajo.

En cambio, si optas por una tienda online de desarrollo propio, el diseño estará personalizado a la medida de tu proyecto y su coste es muy superior a las plantillas predefinidas (no suele bajar de los 1000€).

El diseño influye en el precio de una tienda online

Diseño web para principiantes, el curso gratuito que necesitas

En esta vida, ¡todo se aprende!

Acceder al curso gratis

Funcionalidades

Toda tienda online debe tener unas características básicas para funcionar correctamente: gestión de pedidos, subida de catálogo con descripciones de productos personalizadas, carrito de compra, módulos de pago… 

Si te decantas por un software de comercio electrónico de código abierto o SaaS como las comentadas anteriormente, vas a encontrar estas características mínimas incluidas. 

Ahora bien, la mayoría de proyectos necesitan ampliar estas funcionalidades (venta cruzada, filtros de producto avanzados, dropshipping…), algo que puedes hacer gracias a los complementos, las extensiones y los plugins que estas plataformas ofrecen. Algunos son gratuitos y otros premium (pago único, mensualidades…) con precios muy dispares en función de las prestaciones que ofrece. 

Por ejemplo, un complemento como Oberlo que te permite integrar las ventas dropshipping en tu tienda online, tiene un coste gratuito hasta 500 productos y asciende a 29,90$ al mes con límite hasta 30.000 productos.

Asimismo, puedes solicitar a un desarrollador que personalice las funciones de estos complementos si no son suficientes para tu proyecto, asumiendo el coste de este trabajo.

Por último, si has contratado un ecommerce de desarrollo propio, el precio aumentará conforme más funcionalidades distintas requieras. 

Funcionalidades para calcular presupuesto tienda online

Procesamiento de pagos

A la hora de calcular el presupuesto de una tienda online tampoco debes pasar por alto los costes asociados al procesamiento de pagos.

Generalmente, la mayoría de los procesadores cobran una pequeña tarifa por cada transacción que se lleva a cabo a través de sus servicios aplicando diferentes tarifas en función de las regiones o las monedas. Algunos de los más populares son PayPal (se queda con alrededor del 3% de comisión) o Stripe (aplica un recargo de entre un 1,4% + 0,25€ y un 2,9% + 0,25€ aproximadamente). 

Otras opciones de pago que puedes integrar en tu tienda online son el contrarrembolso en el que las empresas de logística cobran un recargo de entre un 2% y un 3%, o las pasarelas de pago por tarjeta de crédito que implican un coste de entre 0,3% y 1,5%.

Marketing

Una vez que la web esté en marcha con los gastos asociados a ello, tendrás que invertir en acciones de marketing digital para dar a conocer tu negocio y captar clientes. Estas estrategias no son gratuitas, con lo cual debes contemplarlas cuando calcules el precio de tu tienda online. 

El e-mail marketing, el copywriting, el marketing de contenidos, el SEO, el SEM, la analítica, un plan de social media o la publicidad en redes sociales como Facebook o Instagram requerirán de presupuesto. Si tienes pocos recursos iniciales, puedes encargarte tú de poner en marcha estas tácticas, pero ten en cuenta que deberás invertir tiempo en formarte y accionarlas. Y tu tiempo, es dinero. 

Una vez que vayas ampliando los ingresos, lo ideal sería que contratases a un experto en la materia ya sea en plantilla o externo. El coste de marketing es complejo de determinar, ya que depende de las estrategias que quieras desplegar. 

Mantenimiento

Has llegado hasta aquí preguntándote cuánto cuesta hacer una tienda online, pero no olvides un tema fundamental: el mantenimiento. Sí, amigo, una vez que tu ecommerce esté hecho y en pleno funcionamiento, deberás ocuparte del mantenimiento y las actualizaciones si quieres que todo continúe operando a la perfección sin sorpresas indeseadas. Y esto conlleva un costo, como es natural. 

Puedes ocuparte tú mismo o alguien de tu equipo de esta tarea, o bien puedes delegarla en una empresa externa. Si la web es pequeña o mediana, el precio del mantenimiento puede oscilar entre los 500€ y los 1500€ al año. En cambio, si la web tiene miles de productos y recibe mucho tráfico, el mantenimiento sube inevitablemente y puede costar entre los 300€ y los 1000€ al mes.

Las plataformas de comercio electrónico como Shopify incluyen el soporte y el mantenimiento. En cambio, si utilizas otras como WooCommerce o PrestaShop, deberás encargarte de ello o abonar la tarifa correspondiente al profesional en el que delegues.

 Factores coste de comercio electrónico

Entonces, ¿cuánto dinero se necesita para montar una tienda online? 

Como has visto, existen una amplia cantidad de factores que inciden en el precio de una página web con tienda online, incluyendo la experiencia de la agencia o profesional con quien te decidas a trabajar —en caso de que necesites ayuda con el desarrollo de tu proyecto—, ya que influirá en sus tarifas de trabajo y repercutirá en el presupuesto. 

Lo que haremos a continuación será aterrizar toda esta información para dar forma a un ejemplo de presupuesto para un comercio electrónico.

La simulación la haremos con Shopify, por ser la plataforma ecommerce líder a nivel mundial, ideal para proyectos nuevos que no quieran lidiar con los aspectos técnicos y quieran tener abierta su tienda online a la mayor brevedad. Te puedes descargar el presupuesto de tienda online en una hoja Excel para hacer tu propia simulación. 

Cálculo de presupuesto para una tienda online con el plan Shopify Basic

Precio de la suscripción: 29$ al mes. Asimismo, pagarás un 2,4% + 0,25€ por cada transacción con tarjeta de crédito y si utilizas un procesador de pago que no sea Shopify Payments, la plataforma se quedará con el 2% de cada venta.

Este plan incluye, además del hosting y un certificado SSL, todos los elementos básicos que necesitas para lanzar tu tienda online como 2 cuentas de personal, soporte 24/7, productos ilimitados, blog, códigos de descuento, creación manual de pedidos y recuperación de carritos abandonados.

Abonando la suscripción de Shopify Basic puedes elegir entre un catálogo de 9 plantillas gratuitas con diseños limpios, intuitivos y optimizados. Con lo cual no tendrías que desembolsar más dinero para el diseño. No obstante, si no te encaja ninguna, puedes adquirir un tema de pago a partir de 100$. 

Respecto al mantenimiento y las actualizaciones también están incluidos con Shopify, por tanto, es otro factor de los comentados anteriormente que puedes omitir en el precio de tu tienda online.

Por último, recuerda que más allá de tener tu ecommerce funcionando, debes contemplar gastos en marketing digital, que para un proyecto naciente puede fijarse entre 150€ y 300€ mensuales.

presupuesto tienda online

¿Cuánto cuesta una tienda online? 

En resumen, por un desembolso inicial de menos de 200€ con Shopify puedes tener una tienda virtual operativa, además de abonar las comisiones por transacción que tan solo se aplicarán si generas ventas.

Estas comisiones se abaratan si contratas planes superiores, algo recomendable cuando el volumen de pedidos comienza a despegar.

Vender online está al alcance de todos los presupuestos

Ahora ya puedes hacerte una idea de cuánto cuesta montar una tienda online. Como ves, el precio de un ecommerce depende de las características de cada proyecto, pero no tiene por qué ser astronómico ni estar fuera de tu alcance. 

Desde luego que el presupuesto puede estirarse muchísimo si tu ecommerce es complejo, optas por plantillas premium o personalizadas, requiere de funcionalidades avanzadas o quieres integrar diferentes sistemas. En estos casos, los precios pueden superar varios miles de euros. 

Pero si lo que te interesa es testear este nuevo canal digital de ventas para tu negocio, puedes hacerlo sin arriesgar demasiado decantándote por soluciones asequibles, profesionales, fáciles de implementar y escalables. Y a ti, ¿qué opción te parece más interesante? ¿Nos lo cuentas en comentarios?

¿Quieres saber más?

Relacionados